martes, 11 de enero de 2011

Poesía y pintura


Cambiemos el nombre
de las cosas,
o mejor,
pongamos un nombre
cada día.
Los nombres distraen mucho.
No ha de cambiar el mar
si lo llamamos humo.
Llamemos exageración
a la luna.
Llamemos a nunca
todavía.

                                  Dulce Chacón 

Mar Gris - Joaquín Sorolla.

0 comentarios:

Publicar un comentario