martes, 9 de mayo de 2017

Buscando en internet...

Algo en lo que, milagrosamente, no hubiera gatos, nos encontramos este libro manuscrito del s. XV... con las huellas de un adorable minino. Fácil nos imaginamos la sonrisa del paciente calígrafo.


1 comentarios:

Tracy dijo...

Lo que no encontréis vosotros...

Publicar un comentario